#JusticiaParaNathaly

#VivasNosQueremos
#JusticiaParaNathaly

 

 

Otro 8 de marzo sin nada que celebrar y mucho por lo que seguir luchando. Por todas, entre ellas, por Nathaly.

Nathaly desapareció en el Cuzco el dos de enero de este año 2018 y fue asesinada por dos monstruos que luego se deshicieron de su cuerpo para poder conseguir una pena de cárcel más corta en caso de ser descubiertos.

Nos siguen matando, y la sociedad parece estar tan acostumbrada que ya ni se escandaliza ante este tipo de crímenes de odio hacia las mujeres. ¿Qué nos está pasando? Parece que solo somos una mala noticia de telediario o de media página de periódico, que al día siguiente ya nadie recuerda, y lo peor, a nadie ocupa. Nathaly es una vida, robada y rota, pero una vida, y por tanto, no nos podemos quedar de brazos cruzados, impasivas, viendo cómo se nos llevan por delante con tanta alevosía.

Ya que no podemos devolver una vida arrebatada, tenemos el deber moral de pelear por la dignidad inherente a nuestra persona y luchar para que se haga justicia por todas nuestras compañeras asesinadas en manos de hombres cobardes, y también por las familias, a las que además de arrebatarles a una hija, hermana, sobrina… se les suma la impotencia de no poder hacer nada contra las leyes que parecen estar de parte de los asesinos.

Nathaly sigue siendo un ejemplo para todas, valiente y decidida, que se atrevió a viajar sola porque ella era una mujer fuerte, y por ella y por todas las demás, debemos luchar con sororidad para que ser valientes y decididas no nos salga tan caro como a ella.

Lo peor que podemos hacer sus compañeras es dejar que caiga en el olvido, pues después de tanto dolor, sería como si nada hubiese pasado. Por ello, este 8 de marzo sal a la calle, reivindica en las redes sociales, pide #JusticiaparaNathaly y para todas, para que podamos ser libres sin miedo, salir a la calle sin tener que compartir nuestra ubicación con alguien para sentirnos seguras. No queremos más feminicidios como el de Nathaly, no queremos que ser mujer sea un peligro añadido. Lo único que pedimos es que dejen de quitarnos la vida y que la justicia actúe y no deje impunes a todos aquellos asesinos que se creen nuestros dueños y legitimados para acabar con nuestros sueños, dejando muertos en vida a nuestras familias.

Texto Tamara Salazar, hemana de Nathaly

Deja un comentario